LA UVA, EL REGALO DEL VERANO

El encuentro con la viña es siempre un regocijo. Cada primavera, cuando el tiempo se dulcifica y la frialdad del invierno recula, la viña despierta. El hombre corta sus yemas y brota la savia. Entre los viticultores se dice que las viñas lloran, es la señal de que la cepa está presta a iniciar un…