EPIGRAMA DE ESTRATÓN

Bebe ahora y ama, Damócrates: no para siempre beberemos, ni andaremos siempre con muchachos. Y las coronas, adornémonos la cabeza con ellas y unjámonos de perfumes, antes de que otros nos los lleven a la tumba. Beban ahora mis huesos todo el vino que puedan, y una vez muertos… ¡que los ahogue Deucalión! Estratón Antología…