LE VIN CHEZ BAUDELAIRE (2da parte)

Charles Baudelaire

LE VIN DES CHIFFONNIERS

Souvent, à la clarté rouge d’un réverbère

Dont le vent bat la flamme et tourmente le verre,

Au coeur d’un vieux faubourg, labyrinthe fangeux

Où l’humanité grouille en ferments orageux,

On voit un chiffonnier qui vient, hochant la tête

Butant, et se cognant aux murs comme un poète,

Et sans prendre souci des mouchards, ses sujets,

Épanche tout son coeur en glorieux projets.

Il prête des serments, dicte des lois sublimes,

Terrasse les méchants, relève les victimes,

Et sous le firmament comme un dais suspendu

S’enivre des splendeurs de sa propre vertu.

Oui, ces gens harcelés de chagrins de ménage,

Moulus par le travail et tourmentés par l’âge,

Éreintés et pliant sous un tas de débris,

Vomissement confus de l’énorme Paris,

Reviennent, parfumés d’une odeur de futailles,

Suivis de compagnons, blanchis dans les batailles

Dont la moustache pend comme les vieux drapeaux.

Les bannières, les fleurs et les arcs triomphaux

Se dressent devant eux, solennelle magie !

Et dans l’étourdissante et lumineuse orgie

Des clairons, du soleil, des cris et du tambour,

Ils apportent la gloire au peuple ivre d’amour !

C’est ainsi qu’à travers l’Humanité frivole

Le vin roule de l’or, éblouissant Pactole ;

Par le gosier de l’homme il chante ses exploits

Et règne par ses dons ainsi que les vrais rois.

Pour noyer la rancoeur et bercer l’indolence

De tous ces vieux maudits qui meurent en silence,

Dieu, touché de remords, avait fait le sommeil ;

L’Homme ajouta le Vin, fils sacré du Soleil !

EL VINO DE LOS TRAPEROS /Frecuentemente, al claro fulgor de un reverbero / Del cual bate el viento la llama y atormenta el vidrio, / En el corazón de un antiguo arrabal, laberinto fangoso / Donde la humanidad bulle en fermentos tempestuosos, / Se ve un trapero que llega, meneando la cabeza, / Tropezando, y arrimándose a los muros como un poeta, / Y, sin cuidarse de los polizontes, sus sombras negras / Expande todo su corazón en gloriosos proyectos. / Formula juramentos, dicta leyes sublimes, / Aterra los malvados, redime las víctimas,/ Y bajo el firmamento cual un dosel suspendido, / Se embriaga con los esplendores de su propia virtud. / Sí, esta gente hostigada por miserias domésticas, / Molidos por el trabajo y atormentados por la edad, / Derrengados y doblándose bajo un montón de basuras, / Vómitos confusos del enorme París, / Retornan, perfumados de un olor de toneles, / Seguidos de compañeros, encanecidos en las batallas, / Cuyos mostachos penden como las viejas banderas. / Los pendones, las flores y los arcos triunfales / Iérguense ante ellos, ¡solemne sortilegio! / ¡Y en la ensordecedora y luminosa orgía / Clarines, sol, aclamaciones y tambores, / Tráenle la gloria al pueblo ebrio de amor! / Es así como a través de la Humanidad frívola / El vino arrastra el oro, deslumbrante Pactolo; / Por la garganta del hombre canta sus proezas / Y reina por sus dones así como los verdaderos reyes. / Para ahogar el rencor y acunar la indolencia / De todos estos viejos malditos que mueren en silencio, / Dios, tocado por los remordimientos, había hecho el sueño; / ¡El hombre agregó el Vino, hijo sagrado del Sol!

Este poema, reivindicador del vino como contenedor de la esencia verdadera del cosmos, hace una elogiosa exaltación del vino y sus poderes. Ante esos seres derrengados, víctimas de las muchas horas de trabajo y de la enajenación de las urbes, esos “vomissement confus de l’énorme Paris”, el vino se erige redentor, pócima salvadora que porta un trapero (señalándo quizás la humildad humana de su origen) y es, junto al sueño creado por Dios, lo que hace la vida y su banalidad, soportable y vivible.

Es cierto, Baudelaire amaba lo excesivo y su consecuente evasión; hoy, esa actitud es vista muy poco como virtud y muy mucho como defecto… Pero, en honor al vino y sus efluvios, habría que reconocer cuánto bien hace su vuelo, cuando el mundo es simplemente bajo y oprobioso…Eso nos obsequia su libación, entre otras cosas…

La traducción del poema esta tomada de: http://www.geomundos.com/cultura/poemancipado/poesia-completacharles-baudelaire_doc_13198.html
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s